lunes, 5 de enero de 2009

Embriaguez




Se embriago de alegría y se intoxico de pasión, se perdió en todos los sueños que pudo beber de un solo sorbo bajo la sombra de un eterno amor, esperando la respuesta de un engaño que solo dejo ilusión, decidió que ya no mas, que no podía creer y entonces destapo la botella y se embriago de pasión de sueños y de amor.
No buscaba emborracharse, solamente ser feliz, con todas aquellas cosas que solo alcanzan a imaginarse pero en pocas ocasiones a alcanzarse y como ese era su miedo y su padecer decidió solo alejarse y tratar de ser feliz.
Emborrachado de sueños como estaba pues todo era mejor así.

1 comentario:

Pequitas dijo...

En su lugar también me embriagaba.

Que lindo es tuyo?