martes, 16 de febrero de 2010

Adios

Vio su cara en el espejo y sintió que algo había cambiado, era como si de forma inevitable había dejado escapar algo de ella mientras el cerraba la puerta, en su corazón había una mezcla de arrepentimiento con una fuerte intuición de razón, mientras cepillaba su pelo recién lavado una y otra vez sin cesar tratando de convencer a sus ojos de que no había motivo alguno para llorar.

Después de un rato frente al espejo noto que su cuerpo quería salirse poco a poco de la toalla que lo cubría, ella metida en el pensamiento que la embargaba se perdió en las profundidades de esa imagen ya tantas veces vista por sus ojos, y deseo que fueran otros ojos los que la vigilaran con silencio por la ventana mientras ella fingía no darse cuenta.

La música de fondo que escuchaba para olvidarse del dolor la hizo salir del sueño en el que se había metido, vio su cuerpo frente al espejo detenidamente de pies a cabeza y rápidamente volvió a ver hacia la ventana y se desilusiono al darse cuenta de que no estaba él detrás de los cristales.

El discurso vendido a sus ojos sobre lo innecesario de las lágrimas había rendido fruto pues aun pasada ya casi una hora del encuentro decisivo sus mejillas continuaban sin ser regadas por aguas de dolor.

El no había vuelto y esto provocaba en la boca de ella aquel agrio sabor que deja el amor cuando se acaba, viene de apoco y a veces se alivia con un par de besos de reconciliación pero así como es de terco cuando nace es de terco cuando muere y en la mayoría de los casos no hay poder que lo reavive.

Faltaban minutos para que se cumpliera una hora después de su adiós intempestivo fue cuando ella decidió dejar de esperar e ir a lavarse los dientes como si esto le ayudaría a quitar el mal sabor de boca que en algunos casos puede durar toda una vida.

3 comentarios:

Luly dijo...

A veces es difícil decir Adiós sobretodo si a la persona que se le dice es una persona amada,pero siempre se encuentra el valor para seguir adelante.

Saludotes.

Pequitas dijo...

triste, el mal sabor de boca a veces no se quita fácil
o empeora con los años.

chiito o.O dijo...

Gracias niñas XD x leer mi blog,
deberia de haber dulces para el mal sabor del alma